TEMPERATURA DEL AGUA DE RIEGO

PorEl Doctor

TEMPERATURA DEL AGUA DE RIEGO

Como todos sabemos, el agua es uno de los recursos as importantes que las plantas necesitan para poder sobrevivir. Deberemos procurar a nuestros cultivos el acceso a agua con una correcta EC, temperatura y sin cloro. Cabe destacar que la presencia de oxígeno en el agua es vital para una correcta absorción de los nutrientes. La cantidad de este elemento disuelto en el agua de riego viene determinada por la temperatura que tengamos en la disolución.

Dependiendo de la temperatura a la que se encuentre la disolución, la planta se podrá alimentar mejor o peor. El agua de riego debería contar con una temperatura de  entre 18-24º C, para que la planta pueda asimilar correctamente todos los nutrientes, la temperatura óptima serían los 230. Por el contrario si el agua está a una temperatura de más de 30º C la presencia de oxígeno será mucho menor y la capacidad de la planta para alimentarse se verá reducida en gran parte por la ausencia de este elemento, lo que podremos ver traducido como un desarrollo lento y el aumento de la probabilidad de padecer infecciones fúngicas o víricas, pudiendo llegar a causar podredumbres radiculares y en consecuencia la muerte por asfixia.

Podremos ajustar la temperatura del agua mediante el uso de un medidor de ph los cuales suelen mostrar este parámetro de la disolución. Lo más habitual que suele suceder es que el agua esté fría y debamos subir unos grados la temperatura. Para ello nos serviremos del uso de un calentador de agua regulable, lo conectaremos a la red eléctrica, ajustaremos la temperatura deseada mediante el regulador y lo sumergiremos en el recipiente (una buena manera de mantener el agua en correctas condiciones, es tenerla almacenada en un tanque de capacidad suficiente para abastecer nuestro cultivo, para un cultivo de 1m2 recomendamos cubos flexibles de 50-60l.), iremos controlando la temperatura mediante el uso del medidor hasta que sea la correcta.

Algunos de los síntomas que muestran las plantas al usar agua fría que pueden apreciarse es el desarrollo de tallos y peciolos púrpuras, seguramente debido a una carencia de fósforo (este elemento no se absorbe correctamente a 15ºC y deja de asimilarse a unos 10ºC) también las hojas tienden a adquirir un color oscuro. El crecimiento de la planta en general se ve afectado, y pronto aparecen carencias de otros nutrientes como el magnesio o el nitrógeno.

Por lo contrario, si tenemos que enfriar el agua ya que esta supera los valores adecuados, lo ideal sería enfriarla con agua fría libre de cloro o bien añadiendo hielo. Conseguiremos tener un hielo apto para nuestro cultivo dejando un día reposando agua en un cubo para que se evapore el cloro. Finalmente verteremos el agua en los recipientes donde queramos pasarla al congelador. Una vez tengamos el hielo lo iremos añadiendo al agua de riego y controlaremos la temperatura hasta alcanzar la deseada.

Oxígeno

La molécula del agua se compone de dos átomos de hidrógeno (H) y uno de oxígeno (O), esto no quiere decir que por ello mismo el agua ya tenga el oxígeno necesario para que la planta de cannabis pueda llevar a cabo su metabolismo. Dentro del agua también hay oxígeno disuelto, pero el contenido de este no es siempre el mismo, dependiendo principalmente de la temperatura y la presión atmosférica, además de otros factores. Es por este motivo que debemos oxigenar el agua antes de regar, bien sea con la ayuda de bombas de aire y piedras aireadoras, con tabletas de oxígeno, con recirculación, o con otros sistemas que remuevan/aireen el agua.

Aquí dejamos una tabla en la que podéis ver las concentraciones de oxígeno en agua dependientes de la temperatura.

También te puede interesar...

Please follow and like us:

About the author

El Doctor administrator

Dr.Green • Biologist and activist • Tester • Helping people with cannabis • We share the knowledge to be green and healthy •

Deja un comentario