ESPECTRO DE LUZ Y PLANTAS

PorEl Doctor

ESPECTRO DE LUZ Y PLANTAS

¿Qué es la luz?

La luz es la parte de la radiación electromagnética visible que ademas incluye espectros invisibles como las ondas de radio y rayos x. Cada espectro representa una frecuencia electromagnética  medida en nanómetros (una mil millonésima parte de un metro). La luz esta formada por partículas elementales llamadas fotones.

¿Cómo utilizan las plantas la luz?

Principalmente las plantas usan las partes del espectro azul y rojo para su crecimiento, aunque actualmente se han realizado estudios en los que demuestran que el resto de longitudes del espectro visible interactuan en menor medida con fitocromos y criptocromos, esto lo explicaremos mas adelante.

Las plantas usan las partes del espectro azul y rojo para su crecimiento.

El uso de los espectros por las plantas parece estar relacionado con las primeras formas de bacterias y la evolución de la fotosíntesis. La fotosíntesis evolucionó primero en bacterias durante millones de años en el mar primordial. Esto se desarrolló en bacterias mucho antes de la aparición de plantas de hoja más complejas.

Estas bacterias fotosintéticas primero utilizaron ampliamente los espectros de medias de color amarillo, verde y naranja para la fotosíntesis que tendían a filtrar estos espectros de luz para las plantas que actúan a niveles más bajos en el océano. Como las plantas más complejas evolucionaron a niveles más bajos, esto nos dejó con solamente los espectros no filtrados no utilizados por las bacterias – en su mayoría en las frecuencias de rojo y azul. La luz amarilla, verde y naranja se refleja sobre todo en la superficie de las hojas y es por esto que las plantas fotosintéticas son de color verde.

 

RECEPTORES DE LUZ

Los receptores que encontramos hoy en día en plantas aparecieron por primera vez en bacterias hace millones de años. Estas bacterias extraían por medio de un receptor primigenio fotones de la luz para crear su propia energía. El primer pigmento que apareció fue el pigmento retinal que absorbe la luz verde; en cambio, refleja el rojo y, en menor medida, el final violeta del espectro. Ese patrón de absorción confiere una apariencia púrpura.

Los pigmentos clorofílicos absorben el índigo y el rojo, pero reflejan el verde. Esa relación especular sugiere que la clorofila evolucionó para explotar partes del espectro que no utilizaba el pigmento púrpura.

Los carotinoides absorben la luz violeta y ultravioleta (ondas de alta energía) pero reflejan los colores rojo-anaranjados (ondas de baja energía); ello da lugar a las tonalidades escarlatas.

Las plantas tienen millones de foto-receptores. Cada receptor incluye pigmentos especializados que absorben frecuencias específicas durante la fotosíntesis. El pigmento mas extendido y por ende el mas usado por la planta es la clorofila, esta es de color verde y se encuentra sobre todo en las hojas.

Luego estaría el fitocromo que es una proteína cuya función  es actuar como fotorreceptor de luz roja (600-700nm) y rojo lejano (700-800nm), ya que tienen cromóforos. También la parte del espectro mas cercana al rojo que sería el naranja y amarillo reaccionaría de forma mas atenuada.

Los criptocromos son moléculas sensibles a la luz, las que entre otras cosas se encargan de regular el ciclo circadiano (diferencia entre día y noche) de plantas y animales. El criptocromo reacciona a la luz verde, azul y UVA.

foto by @greenmedicine

LOS ESPECTROS Y SU USO POR LAS PLANTAS

La luz ultravioleta (10nm – 400nm)

Aunque la exposición excesiva a la luz ultravioleta es peligroso para la flora, pequeñas cantidades de luz UV cercano pueden tener efectos beneficiosos. En muchos casos, la luz ultravioleta es un factor muy importante para los colores de las plantas, sabores y aromas. Esto es una indicación de efecto de luz UV cercano en los procesos metabólicos.

Los estudios muestran que 385 nm de luz UV promueve la acumulación de compuestos fenólicos, mejora la actividad antioxidante de los extractos de plantas, pero no tiene ningún efecto significativo en los procesos de crecimiento. El UVB también se ha demostrado que puede elevar los niveles de THC en el cannabis.

La luz azul (430nm – 450nm) 

Esta gama de espectro activa criptocromos y fototropinas para mediar respuestas de las plantas tales como la curvatura fototropica, la inhibición del crecimiento de elongación, el movimiento del cloroplasto, apertura de los estomas y la regulación del crecimiento de las plántulas. Afecta a la formación de clorofila, procesos de fotosíntesis, y a través del sistema criptocromo y fitocromo, plantea la respuesta fotomorfogenetica.

En términos más prácticos, estas longitudes de onda estimulan el crecimiento vegetativo y son esenciales en la iluminación para las plántulas y plantas jóvenes durante la fase vegetativa de su ciclo de crecimiento, sobre todo cuando el “estiramiento” debe ser reducido o eliminado. También estimula la producción de pigmentos secundarios que pueden mejorar los colores y se sabe que también estimula la producción de terpenos (es decir, fragancia).

La luz verde (500nm – 550nm)

La mayoría luz verde se refleja en la planta y juega un papel mucho menor en el crecimiento de las plantas. Sin embargo, hay algunos aspectos importantes de la luz en este rango por lo que una cierta cantidad de luz en este rango de espectro es beneficioso. La luz verde se utiliza a veces como una herramienta para provocar respuestas específicas de plantas, tales como el control de los estomas, fototropismo, el crecimiento fotomorfogenetico y la señalización del medio ambiente. Cuando se combina con longitudes de onda azul, rojo y rojo lejano, la luz verde completa un tratamiento de espectro amplio para comprender la actividad fisiológica de la planta.

Los pigmentos que pueden absorber verde se encuentran más profundo en la estructura de la hoja por lo que se cree que debido a que la luz verde se refleja fuera de la clorofila en superficie de las hojas y por lo tanto se refleja más en las áreas sombreadas de la yema que el rojo y azul que se absorbe fácilmente, por lo que el verde puede en realidad ser absorbido principalmente a través de la parte inferior de las hojas, ya que rebota en las profundidades de la sombra del dosel.

La luz roja (640nm – 680nm)

La luz roja afecta a la reversibilidad fitocromo y es el más importante para la floración y fructificación regulación. Estas longitudes de onda estimulan el crecimiento del tallo, floración, producción de frutos, y la producción de clorofila.

La longitud de onda 660nm tiene una acción fotosintética muy fuerte y también exhibe la acción más alta en rojo de absorción de fitocromo regulado en germinación, la floración y otros procesos. Más eficaz para la extensión del ciclo de luz o interrupción de noche para inducir la floración de las plantas de día largo o para prevenir la floración de las plantas de día corto.

Rojo lejano (730nm)

Aunque la longitud de onda 730nm está fuera del rango fotosintéticamente activo, tiene la acción más fuerte en la forma de absorción de rojo lejano del fitocromo, la conversión de nuevo a la forma de absorción de rojo. Se hace necesario que las plantas requieren valores relativamente bajos de fotoequilibrio fitocromo para florecer. Puede ser utilizado al final de cada ciclo de luz para promover la floración en plantas de día corto como el cannabis.

Además, una mayor proporción de rojo lejano al rojo que se encuentra en la luz del sol puede desencadenar la respuesta-estiramiento sombra donde una planta al detectar que está a la sombra basada en una proporción elevada del rojo lejano al rojo, estirará para tratar de elevar su yema por encima de sus competidores. Por esta razón demasiado rojo lejano no se recomienda, si se desean plantas compactas, o en general.

  

El uso del Espectro en el Cannabis

La manera exacta en que las plantas utilizan la luz es muy específica para las especies de plantas individuales y su entorno natural. La evolución ha producido una enorme variedad de estrategias de plantas para el crecimiento y es imposible generalizar sobre respuestas de la luz. Sin embargo, tenemos una gran cantidad de experiencia práctica con resultados de crecimiento de cannabis en interiores. A continuación se presentan algunas estrategias y recomendaciones generales basadas en años de experimentos prácticos con iluminación interior.

Hay básicamente 5 (o posiblemente más) diferentes aspectos al producto final en el cannabis que establecen su valor, y dependiendo de lo que queramos conseguir.

1) el peso de las flores.

2) la densidad de la flor (resina).

3) el  atractivo de las flores (forma, compactación..)

4) fragancia (terpenos).

5) niveles de potencia (THC y CBD)

Lo que debe entenderse aquí es que no hay ningún espectro ideal que optimizará todos estos aspectos del producto final al mismo tiempo. Cada uno puede optimizarse individualmente, pero habrá diferencias.

También son generalmente 4 etapas de crecimiento en el cannabis que tienen diferentes necesidades de espectro.

1) Vegetación – Siempre queremos un crecimiento de la planta rápido y saludable en general y que también la raíz crezca lo mas posible. En general deseamos el máximo crecimiento con más cortas separaciones inter-nodales y plantas compactas. Los mejores resultados en veg. se dan con la proporción RED/BLUE 60/40.

2) Pre-flora – En esta etapa lo que buscaos es maximizar el tamaño al tiempo que limitamos el estiramiento. En esta etapa aumentaremos la relación R/B a 70/30. Un Azul profundo adicional estimulará pigmentos adicionales durante este período de crecimiento crítico mejorando los colores de flores y fragancia.

3) Floración – El período pico de la flor es generalmente entre las semanas 3 y 7, y es el momento en que el crecimiento de la planta (tallo / hoja) se detiene y toda la energía de la planta se centra en la producción de flores. Tamaño máximo de la materia flor y buena estructura en general es el objetivo aquí. En esta etapa mantendremos la relación de 70/30 para sobre la semana 6 de floración pasar a 65/35, esto aumenta la producción de terpenos y cannabinoides

4) Maduración– En este período el crecimiento de las flores se desacelera y la energía de la planta se centra en la producción de resina y terpenos. Este es el período en el que el flor adquiere una porción significativa de la misma de densidad, es decir. contenido de resina. En la recta final la relación del espectro debería aumentarse a 80/20 a la vez que añadiríamos la radiación UVB. EL UVB: puede ser muy importante y puede ser complementado bien las últimos 4-5 semanas, o incluso durante todo el período de flora para estimular pigmentos y terpenos y lo más importante THC. 

También te puede interesar...

Please follow and like us:

About the author

El Doctor administrator

Dr.Green • Biologist and activist • Tester • Helping people with cannabis • We share the knowledge to be green and healthy •

Deja un comentario