EL CALCIO (Ca)

PorEl Doctor

EL CALCIO (Ca)

En este post vamos a ver que importante es el Calcio (Ca) para nuestras plantas. Sobre todo para los que cultivais con LED esto es de especial importancia, ya que una de las carencias más comunes en los cultivos con LED es la de calcio. Esto es debido a que las plantas al crecer bajo LED se desarrollan más rápido y más fuertes, por lo que necesitan un aporte extra de este elemento.

El calcio es un nutriente esencial que nos permite tener mejores frutos, hojas con paredes celulares más resistentes que confiere mayor respuesta ante el ataque de ciertas enfermedades. En cultivos con sustratos artificiales hay que tener ciertas precauciones para evitar la deficiencia de calcio.

El calcio en el sustrato

El calcio es un elemento que se mueve poco en el sustrato, los fosfatos tienden a insolubilizarlo siendo depositado en las inmediaciones del goteo donde la concentración es mayor que en la periferia del bulbo húmedo. Riegos copiosos pueden solubilizar el calcio permitiendo una mejor distribución en el perfil del sustrato. En sustratos muy permeables como la perlita y la lana de roca se mejora el flujo del agua y la distribución del calcio.

El calcio es un elemento que se mueve poco en el sustrato.

Si el sustrato es orgánico, se produce una fijación por las sustancias húmicas, que producen un efecto quelatante que de alguna manera mejora la absorción por la planta.

En el agua de drenaje se puede perder calcio, pero en menor proporción que el potasio, los nitratos y el magnesio que son removidos con mayor facilidad.

El calcio en la planta

En la planta existen dos tipos de tejidos que conducen el agua, los nutrientes (Ca, Mg, K, etc.) y los productos elaborados (azúcares y hormonas por ejemplo) dentro de la planta, en uno sube el agua y los nutrientes solo en dirección ascendente (xilema) y en el otro se mueven agua, nutrientes y productos elaborados en todas direcciones principalmente hacia los puntos de crecimiento (floema).

El calcio se mueve principalmente por el tejido que permite el movimiento solo hacia arriba (xilema), con el agua que se absorbe por las raíces y viaja en dirección a la hoja por donde se pierde por transpiración.

Si la solución del suelo o sustrato contiene calcio y agua suficiente este subirá por la corriente transpiratoria y abastecerá a toda la planta de calcio, si no hay suficiente agua se interrumpe la corriente transpiratoria y se presenta deficiencia de calcio primero en los cogollos y por último en las hojas.

En las hojas puede haber mucho calcio pero presentarse la deficiencia en los frutos. Dado que el calcio no se moverá hacia los frutos o cogollos, es inútil aplicar abonos foliares ricos en calcio para tratar de resolver este problema. Si la solución del suelo contiene calcio y agua suficiente este subirá por la corriente transpiratoria y abastecerá a toda la planta de calcio, si no hay agua suficiente se interrumpe la corriente transpiratoria y se presenta deficiencia de calcio primero en los cogollos de la planta y por último en las hojas.

Si las raíces están enfermas con Phythium o Phythophthora por citar unos ejemplos o ahogadas por exceso de agua, estas no podrán absorber agua y se interrumpe la corriente transpiratoria desatándose la deficiencia de calcio.

También el tallo puede estar enfermo por hongos como Verticillium, Fusarium o Phythophthora o con bacterias como ralstonia solanacearum, puede presentarse como deficiencia de calcio, todo esto es producido porque los patógenos tapona los conductos que permiten la subida del agua hacia la parte de arriba rompiendo la corriente transpiratoria.

Para que exista corriente transpiratoria las hojas deben secarse parcialmente al dejar salir la humedad por la transpiración y se produce un efecto de esponja seca que produce la absorción de agua que llega incluso a la raíz, los profesionales en la materia llaman a este fenómeno gradiente de potencial hídrico. Al estar las hojas húmedas ya no necesitan absorber agua de los tallos y estos tampoco la necesitan de la raíz, en este momento se rompe el gradiente de potenciales y la corriente transpiratoria

Lograr una buena nutrición con calcio parte de suplir adecuadamente este nutriente al agua, hacer un riego adecuado, evitando excesos y déficits y finalmente mantener las raíces y tallos sanos para que se pueda absorber y trasladar el calcio.

Cómo beneficia el calcio a las plantas

El calcio cumple muchas funciones en la planta pero nos vamos a centrar en la que a nuestro parecer es la más importante y es que el calcio es uno de los componentes de la pared celular.

La pared celular es una capa resistente que delimita algunos tipos de células, esta pared es la que hace a las lechugas crujientes y le da firmeza a los frutos como el tomate. Adicionalmente es parte de las barreras que deben saltar los hongos para poder infectar a las hojas causando enfermedades foliares.

Una buena nutrición con calcio hace las plantas más resistentes a enfermedades en especial a las enfermedades foliares, el boro en este caso es un sinergista que ayuda a mejorar las defensas de la planta potenciando la respuesta que da el calcio. El caldo sulfocálcico tiene un impacto muy importante en la sanidad de la planta entre otras cosas por el aporte de calcio que hace a las hojas que la protege contra el ingreso de estos hongos malignos.

Interacción con otros elementos

El calcio, el potasio y el magnesio son elementos que compiten entre sí, si hay mucho calcio la planta absorbe el calcio y frena la absorción del magnesio y el potasio por lo que puede presentarse deficiencia de estos nutrientes. Si hay mucho potasio se reduce la absorción de calcio y magnesio, en este caso también puede presentarse deficiencia de calcio en frutos y magnesio en las hojas. Finalmente si hay mucho magnesio se pueden presentar al mismo tiempo las deficiencias de calcio y de potasio, es decir frutos pequeños con mancha apical y hojas bajeras con manchas en los bordes.

El boro ayuda a mejorar la absorción del calcio y el desempeño de este dentro de la planta, generalmente la fertilización con calcio está acompañada con una correcta fertilización con Boro (Br).

El pH del sustrato es otro aspecto muy importante, con pH muy alcalino por encima de 7 se puede precipitar el calcio siendo insoluble al reaccionar con los fosfatos donde predominarán las formas tricalcicas (insolubles en agua) sobre las monocalcicas (solubles en agua). En este caso las raíces no podrán absorber el calcio. Otro compuesto con el que reacciona el calcio en pH alcalino es con el carbonato, formando carbonato de calcio que es insoluble, en pH más ácido predomina el bicarbonato que es mas soluble.

Igual consideración hay que tener con el agua de riego que debe tener un pH alrededor de 5,5, si el pH se hace muy alcalino se tenderán a taponar las mangueras de goteo y los filtros por las deposiciones de carbonatos de calcio y fosfatos tricálcico. En este caso por supuesto el magnesio ayuda a tapar los goteos con el carbonato de magnesio.

Consejos

Después de todo lo explicado en los apartados anteriores ya deberíamos tener una idea estimada de la importancia del calcio y también saber detectar las carencias, bloqueos y excesos. Para conseguir un agua de riego que cumpla con las proporciones de calcio necesarias para el cultivo deberemos realizar lo siguiente:

Partiendo de un agua de ósmosis ya que sino no sería necesario aplicarle calcio, mediremos el EC de esta que debería de ser inferior a 0.2, aplicaremos un producto de calcio y magnesio de la marca que queramos hasta llegar a 0.4 EC. Con ello tendremos lista nuestro agua base para seguir añadiendo el resto de nutrientes.

También te puede interesar...

Please follow and like us:

About the author

El Doctor administrator

Dr.Green • Biologist and activist • Tester • Helping people with cannabis • We share the knowledge to be green and healthy •

Deja un comentario