CURADO CON AGUA

PorEl Doctor

CURADO CON AGUA

Uno de los mayores desafíos para el cosechado y curado de las flores es mantener unas condiciones climáticas correctas para prevenir la aparición de hongos, remojar las flores frescas en agua para prevenir esto puede parecer contraintuitivo, pero no lo es.

El curado con agua elimina los excesos de sales en las plantas cuando no se ha realizado un correcto lavado de raices. Uno de los contrapuntos de este método es que no conseguiremos unas flores con el mejor aspecto, pero nos proporcionará flores con mejor humo y sabor.

Las flores curadas con agua, aunque son menos bonitas, son mucho mejores para el consumidor. Un punto más a favor, es que muchos cultivadores que siguen este método pueden continuar algún tiempo más alimentando sus plantas mientras estas siguen resinando aún más, y así podemos realizar un lavado de raices corto, para continuar eliminando sales con el curado en agua.

CÓMO REALIZAR EL CURADO

Para realizar el curado deberemos cortar las ramas de manera que puedan entrar sin problemas en el contenedor donde se realizará el curado. Elimina las hojas grandes y apartalas para realizar un curado aparte o desecharlas. Se debe realizar un baño con peróxido de hidrógeno (agua oxigenada) que se añadirá al agua antes de comenzar con el curado en agua, este método elimina hongos y esporas, suciedad y polvo, y demás residuos que suelen tener las flores de cannabis, más aún en las plantas de exterior, donde podemos encontrar trazas de heces de pájaro, huevos de insectos, larvas…

Para continuar con el curado al agua, debemos utilizar agua con bajos ppm. El agua normal del grifo contiene sales que el cultivador quiere eliminar de sus flores. Sumerge ahora los cogollos en el agua y utiliza algún objeto para colocarlo sobre la superficie y que mantenga los cogollos completamente sumergidos en el agua. El agua se debe mantener a una temperatura de entre 18-24ºC. En agua fría, los tricomas se desprenden de la flor.

Hay que tener en cuenta que debemos cambiar el agua diariamente y mantener las plantas sumergidas durante 4 días para realizar un correcto curado. Algunos de los contenidos que queremos eliminar son solubles en agua y se irán disolviendo durante el proceso, por eso la importancia de ir cambiando el agua diariamente.

Según pase el tiempo el agua irá adquiriendo una tonalidad turbia. Esto hay que prevenirlo ya que es un caldo de cultivo para microbios. Una forma de prevenir esto es añadir un 3% de peróxido de hidrógeno.

Una vez han pasado los 4 días, deberemos dejar secar los cogollos a la manera convencional, controlando con mucho cuidado los valores de humedad, para ellos tendremos que mantener la estancia donde se realice el secado bien ventilado y la humedad estable.

CONCLUSIÓN

Este método nos proporcionará cannabis de mejor calidad ya que eliminaremos de forma más precisa los metales pesados, microbios y demás suciedad y patógenos. Además disfrutaremos de un humo mucho más suave y con mejor sabor. Como contrapunto debemos aclarar que el aspecto de la hierba se verá afectado, dejando unas flores de peor aspecto, y según análisis realizados se ha visto que los niveles de THC pueden verse reducidos entre un 1-3%.

BIBLIOGRAFÍA: MARIHUANA HARVEST – MAXIMIZING QUALITY AND YIELD IN YOUR CANNABIS GARDEN.

También te puede interesar...

Please follow and like us:

About the author

El Doctor administrator

Dr.Green • Biologist and activist • Tester • Helping people with cannabis • We share the knowledge to be green and healthy •

Deja un comentario