CÓMO PREPARAR EL AGUA DE RIEGO

PorEl Doctor

CÓMO PREPARAR EL AGUA DE RIEGO

El agua es uno de los recursos indispensables a nivel molecular para la vida. Esta se utiliza prácticamente para todas las reaccionas metabólicas, como disolvente y en el transporte de otras moléculas en el interior de los organismos, pero tanto la carencia como el exceso de ella pueden ser perjudiciales para nuestras plantas.

Para empezar a preparar nuestro agua de riego lo primero que tenemos que saber es que valor de EC tiene esta. Para ello usaremos un medidor de EC, no importa del tipo que sea, y lo sumergiremos en el agua. Si los valores rondan entre 0.1-0.5 tendremos mucha suerte ya que es un agua blanda y no es necesario usar un filtro de ósmosis para rebajar el nivel de minerales disueltos, por el contrario, si el agua excede estos valores (agua dura) nos veremos obligados a tener que usar un filtro de ósmosis para partir con un agua que rondará el valor de EC 0.1.

Una vez tenemos el agua con el nivel de EC indicado lo siguiente será eliminar el contenido de cloro que hay en ella, para ello mi consejo es usar un contenedor (el contenedor debería de tener la capacidad necesaria para poder regar todas nuestras plantas de una vez) donde dejar reposar el agua por al menos 12h para que el cloro se evapore. También tenemos que oxigenar el agua mediante una bomba de aire que conectaremos a un difusor sumergible para proporcionar unos niveles adecuados de oxígeno disuelto, solamente quedaría por ajustar la temperatura de la disolución, lo conseguiremos bien subiendo la temperatura con un calentador de agua o bajaremos los grados añadiendo hielo o agua fría como ya comentamos en el post sobre la temperatura del agua de riego.

Si hemos seguido todos los pasos descritos hasta ahora deberíamos tener el agua lista para ajustar el nivel de EC hasta 0.4.

Esto lo haremos añadiendo una solución de calcio y magnesio hasta alcanzar el valor de 0.4, si el valor sigue se nos pasa de este punto lo haremos bajar añadiendo agua de ósmosis, destilada o también el agua sobrante de los deshumificadores.

Ahora ya solamente nos queda añadir los nutrientes a la disolución y volver a medir el nivel de EC para saber si tenemos el adecuado acorde a la etapa de las plantas.

Por último queda ajustar el PH del agua que rondará entre 5.8 y 6.5 que también dependerá de la fase en la que se encuentren las plantas. Para ello usaremos un medidor de PH a ser posible electrónico y dos tipos de soluciones: Una para subir el valor de PH (ph up) o para bajarlo (ph down), hay muchas marcas y productos diferentes, nos haremos con el que mas nos convenga. Con esto tendremos lista nuestra disolución de riego.

También te puede interesar...

Please follow and like us:

About the author

El Doctor administrator

Dr.Green • Biologist and activist • Tester • Helping people with cannabis • We share the knowledge to be green and healthy •

Deja un comentario